El 31 de Mayo se conmemoró el Día Mundial Sin Tabaco donde se intenta recordar a la población sobre los riesgos de su consumo. “Conozco gente que fuma más que yo y no tiene cáncer” o “conozco gente que no fuma y tiene cáncer”, son los argumentos de muchos pacientes que buscan atención relacionados a temas de tabaco. El asunto de fondo, es que no resulta conveniente dejar al azar en lo que se refiere al cáncer de pulmón, enfermedad altamente asociada al consumo de tabaco.

El INE (Instituto Nacional de Estadísticas) señala que el cáncer de tráquea, pulmón y bronquios son los que más han aumentado en prevalencia los últimos 15 años. Somos el país con más fumadores en el continente, con una prevalencia de 38,9% en mayores de 15 años, con mayores números en mujeres.

El efecto del tabaquismo es acumulativo, sin  importar la cantidad de cigarrillos que fuma. Si usted piensa que por fumar un cigarrillo diario no corre riesgo, multiplique eso por 30, es decir una cajetilla y media al mes y eso multiplíquelo por 12 lo que da un número de 360 cigarros al año y eso multiplíquelo por los años que lleva fumando y que fumará, realmente el riesgo que usted corre para su salud con todos esos cigarrillos no es menor, de hecho para ese nivel de consumo el riesgo de muerte prematura aumenta en un 64% y el riesgo de tener cáncer de pulmón aumenta 9 veces en comparación con un no fumador. Los beneficios de dejar de fumar también son progresivos, recién a los 10 años de dejar de fumar el riesgo de tener cáncer de pulmón se reduce en un 50%.

Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es un enemigo silencioso, en estadios tempranos no genera síntomas por lo que su detección generalmente es tardía, cuando este ya está avanzado. Por lo anterior, es de vital importancia el autocuidado; en primer lugar tomar la acción de dejar de fumar, si tiene más de 40 años y es fumador,  ha dejado de serlo o tiene antecedentes en su familia debe realizarse un chequeo anual.

El tabaquismo es más que un mal hábito, es una adicción. La sustancia psicoactiva que contiene cada cigarrillo genera en el usuario la necesidad de seguir consumiendo, generando una dependencia física, psicológica y social que nos hace cegarnos frente al gran daño que produce su consumo. Por esta razón resulta tan difícil dejar de fumar de propia voluntad sin la ayuda de especialistas, aun cuando conocemos sus efectos nocivos.

En Chile cada 2 horas mueren 45 chilenos por causas relacionadas al tabaco. Si bien en muchos de estos casos puede no ser la causa directa el tabaco sí representa un factor de riesgo para el desarrollo de ECNT (enfermedades crónicas no transmisibles) como la hipertensión.

No existe un “Nivel de consumo seguro”, SIEMPRE fumar es riesgoso para la salud.

SÍNTOMAS DE CÁNCER DE PULMÓN

  • En etapas precoces no se evidencian síntomas
  • En etapas avanzadas se observa: tos persistente, dolor torácico, baja de peso, expectoración con sangre y dificultad para respirar

DIAGNÓSTICO

  • Tomografía computarizada (TAC) de tórax con contraste
  • Tomografía de emisión de positrones (PET CT), una técnica no invasiva que permite realizar imágenes que muestran el metabolismo y el funcionamiento de tejidos y órganos, basándose en el consumo celular de la glucosa

TRATAMIENTO

  • Cirugía
  • Quimioterapia
  • Radioterapia

FACTORES DE RIESGO

  • El 85% y el 90% de los casos está asociado a tabaco
  • Exposición a asbesto y arsénico

 Fuente: Fundación Arturo López Pérez