Las bajas temperaturas durante esta época del año nos exponen a enfefrutasrmedades respiratorias como resfríos, gripes, bronquitis y neumonías. Es por ello, que debemos reforzar nuestro sistema inmune durante el otoño e invierno a través de una alimentación saludable y equilibrada, además de evitar el estrés y cuidarse frente a los cambios de temperaturas.

\n

Algunos consejos nutricionales para fortalecer nuestras defensas es aumentar el consumo de alimentos ricos en Vitamina C, Vitamina A y  Zinc.

\n

La Vitamina C es una vitamina hidrosoluble conocida por sus propiedades antioxidantes, antibióticas y por favorecer la absorción de hierro. Se encuentra presente en alimentos cítricos como la naranja, limón, pomelo y mandarinas, además de encontrarse en alimentos como el kiwi, tomate y pimentón en menor cantidad. Se recomienda consumir estos alimentos de preferencia crudos para aprovechar todas sus propiedades.

\n

La Vitamina A es una vitamina Liposoluble esencial para el crecimiento, comidaN2la vista y la función inmunológica. También ayuda a mantener la salud de las membranas mucosas como los tejidos de las vías respiratorias, evitando el riesgo de infección. Se puede encontrar en alimentos de origen animal en forma de retinol, como lácteos y huevos y también en alimentos vegetales como beta carotenos en  frutas y verduras como las zanahorias, el zapallo, pimentón y verduras de hojas verdes.

\n

El Zinc, mineral presente en los tejidos del organismo, es un componente esencial para el desarrollo normal del organismo. Además, es necesario para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico. Las mejores fuentes de Zinc son alimentos como los mariscos, pescados, carnes, huevos y lácteos.

\nLa miel es un producto natural con variadas propiedades nutricionales. Contiene vitaminas y minerales y es conocido por ser un antiséptico natural en enfermedades respiratorias además de su capacidad sedante. Debido a la cantidad de azúcar que contiene no se recomienda su consumo en personas diabéticas o con obesidad. Procure moderar su consumo.\n

A continuación un ejemplo de alimentos altos en Vitamina C, A, y Zinc que podemos incorporar en un menú diario:

\n

Desayuno: 1 vaso de jugo de pomelo + 1 taza de leche descremada + ½ marraqueta con jamón de pavo.

\n

Colación: 1 naranja

\n

Almuerzo: Ensalada de tomate con lechuga y huevo duro aliñada con limón natural y aceite de oliva + Carne al jugo con tortilla de zanahorias + 2 kiwis.

\n

Once: 1 taza de té de hierbas endulzado con miel + 1 pan pita con quesillo.

\n

Cena: Ensalada de pimentón con zanahoria aliñada con limón natural y aceite de oliva + reineta al horno con guiso de acelgas + 2 mandarinas.

\n

 Gabriela Piuzzi Carvajal Nutricionista Programas Preventivos.