En el año 2003, se dispuso el Programa Odontológico Institucional “Boca Sana”, enfocado en la promoción de la salud, prevención de enfermedades bucales y en el autocuidado.

A nivel nacional y mundial una de las patologías bucales crónicas de mayor prevalencia es la caries dental, que afecta a toda la población sin distinguir, edad, raza/etnia, sexo o nivel socioeconómico.

Algunas estimaciones de la situación de salud oral en Chile en la población juvenil, específicamente de la caries dental, realizadas por el  Ministerio de Salud, muestran que el 61,8% del grupo entre 17 y 24 años de edad conservan su fórmula dentaria completa, lo que se reduce al 20,3% en la población entre los 35 y 44 años, a consecuencia de esta enfermedad. Asimismo, otros estudios del mismo Ministerio, señalan que sólo el 0 a 2% de la población de este último rango etario, se encuentra libre de historia de caries.

Respondiendo a esta realidad y como resultado del proyecto de modernización del Sistema de Salud del Ejército, se dispuso la aplicación del Programa Odontológico Institucional “Boca Sana” (PBS) en el año 2003 a objeto de alcanzar una población sana y con una odontología enfocada principalmente, a la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, con énfasis en el autocuidado, con el fin de disminuir los factores de riesgo y aumentar los factores protectores de la salud bucal.

Posteriormente y con el objeto de optimizar su ejecución, aumentar su cobertura y potenciar sus resultados, a partir del año 2016 se dio inicio a una segunda etapa de este programa, reforzando fundamentalmente sus indicadores epidemiológicos y adaptándolo al nuevo modelo de atención del SISAE, donde incorpora dos nuevos planes específicos, uno destinado a las embarazadas y otro, a los niños de 6 años.

Es así como se ha logrado que del total de las prestaciones registradas en el primer Nivel de Atención Odontológica (Odontología General), más del 50% sean del Plan Boca Sana, alcanzando una cobertura de casi el 40% de la población Activa. Todo lo anterior, ha llevado a que en este Programa se estén realizando aproximadamente 15.000 prestaciones odontológicas de nivel primario trimestrales, llegando a 65.825 y 55.091 durante el 2019.

 

 

 

 

Desde el punto de vista clínico, los resultados obtenidos muestran una disminución de la cantidad de dientes cariados con el consecuente aumento de los dientes obturados, lo que se traduce en un descenso en los índices de prevalencia de caries activa en la población, permitiendo una mejora importante en los indicadores de salud oral de la familia militar, situación que finalmente se traduce en una importante contención de costos para el SISAE y conrtibuye a la sustentabilidad de los fondos de salud del mismo.

Finalmente, es relevante recalcar la importancia en el autocuidado y el control periódico con los odontólogos de la red de salud institucional, para lograr mantener y mejorar la salud oral de todos los beneficiarios del SISAE.

Programa Odontológico Institucional “Boca Sana”