Personal del Programa VIH- SIDA de Medicina Preventiva en conjunto con profesionales de la salud del COSALE, realizaron la primera aplicación del test rápido VIH a los integrantes de la Brigada de Operaciones.

La actividad se efectuó en dependencias de la EMB “Peldehue”, oportunidad donde la Jefa del Programa, Dra. Rossana Bencini J. explicó la importancia de este test “es importante el diagnóstico precoz de la infección por el VIH  y promover que cada vez que se tenga una actitud sexual de riesgo, lo mejor es hacerse un test para ver si efectivamente se adquirió la infección o no y tomar los resguardos e iniciar el tratamiento lo más pronto posible. El diagnóstico precoz de la infección, también es una medida  preventiva.

El test rápido VIH, consiste en la muestra de una gota de sangre capilar que se coloca en un dispositivo y luego de 15 minutos se pueden tener tres resultados, uno reactivo, no reactivo y otro inválido. El primero, quiere decir que hay algo que está reaccionado con la muestra y habría en ese caso que tomar una muestra de sangre para enviarlo a un estudio más específico, la segunda posibilidad quiere decir, que el examen no reacciona con nada, y la tercera significa que no aparece una raya de control, por lo que hay que repetir el test.

En el caso en que aparece no reactivo, puede que se esté en periodo de ventana, lo que significa que si dentro de las dos semanas previas a la toma del test  se ha tenido una conducta sexual de riesgo,  se sugiere repetir el examen, ya que el organismo produce anticuerpo lo que podría reaccionar en el test y eso es un falso negativo.

En la oportunidad, el personal militar tuvo que firmar un consentimiento informado para la aplicación de este examen, cuyo resultado fue entregado en forma privada y reservada.