La depresión se puede describir como una enfermedad caracterizada por el hechodep06 de sentirse triste, melancólico, infeliz o desanimado. La mayoría de las personas se sienten de esta manera de vez en cuando.\n

La depresión es un trastorno del estado anímico y ocurre cuando estos sentimientos de tristeza, pérdida, enojo o frustración obstaculizan su vida durante un período de tiempo largo. La depresión en el peor de los casos puede terminar en suicidio.

\n

Los síntomas más comunes en una persona con depresión son: un autoconcepto empobrecido, una consideración negativa del mundo, pesimismo marcado y tienden a malinterpretar sus experiencias (deformarlas). En tanto los factores de riesgo suicida en una persona son: antecedentes personales (intentos suicidas) y familiares, padecer enfermedad mental, ser varón (el hombre tiene más prevalencia en suicidio que la mujer), estar solo, tener una pobre red social de apoyo (amigos, familia, etc), carencia de espiritualidad, y los adultos mayores.

\n

¿Cómo prevenir la depresión?

\n

• Establecer una red de soporte social y amistades, con apoyo permanente de Asistentes sociales y círculos militares: como por ejemplo agrupaciones de señoras de militares (activos como pasivos), concurrir a las Asistentes sociales de cada unidad, agrupaciones de ex compañeros, grupo parroquial, entre otros.

\n

• Ocupar el tiempo en actividades nuevas y productivas, muchas veces caemos en una rutina de actividad sin darnos cuenta trayendo como consecuencia el empobrecimiento de nuestras relaciones humanas, culturales y económicas. Es conveniente romper esa rutina realizando alguna actividad que nos hubiera gustado desarrollar y hemos pospuesto.

\n

• Tener un programa moderado y constante de ejercicio. Ya está comprobado que el hacer ejercicio libera endorfina que junto con la serotonina son las “hormonas de la alegría”, el cuerpo las sintetiza naturalmente al realizar ejercicio muscular intenso en forma regular.

\n

• Poner más atención al cuidado físico y arreglo personal. Al inicio de la depresión se aprecia despreocupación en el cuidado de la apariencia personal, lo que a su vez hace que al vernos al espejo nos sintamos peor. No hay que bajar la guardia, se debe procurar la atención por lo menos en el aseo y cuidado personal.