Hasta el Regimiento N°2 “Arsenales de Guerra”, llegó un equipo técnico de profesionales del Depto. de Gestión del Riesgo en Emergencia  y Desastres  (DEGREYD), dependiente del Ministerio de Salud, para conocer las capacidades de infraestructura modular que forman parte de la Fuerza de Paz Conjunta Cruz del Sur y que se requerirán en distintos lugares como apoyo, a la alerta sanitaria producida por el Coronavirus COV- 19 que está viviendo el país.

Los profesionales, se reunieron con el Comandante de Salud, GDB. Miguel Orriols W., CA. Pablo Niemann F. del EMCO, el Director de Sanidad del Ejército CRL. Helmut Schweizer H., el Comandante de la Unidad CRL. Claudio Paredes A. y el Gobernador de Chacabuco.

En la oportunidad visitaron las carpas con dimensiones de 6×12 metros, con capacidad para 10 personas, con aire acondicionado y calefacción, entre otros. Así como también los contenedores modulares con energía independiente los que incluyen cocina, duchas, baños, dormitorios, lavandería, oficinas, infraestructura que ha sido utilizada anteriormente en despliegues en apoyo a la comunidad en Copiapó, Quintero, Hospital Félix Bulnes, Osorno, Santa Olga, etc.

El Comandante de Salud, señaló que “en este sentido se ha solicitado el apoyo a las instituciones de las Fuerzas Armadas, entre éstos al Ejército para poder brindar toda la colaboración posible, a través de instalaciones tanto de sanidad  en campaña como modulares de otro tipo que la Institución pueda poner a disposición. Y es por eso que nos encontramos acá reunidos para ver ciertas carpas que podrían cumplir con los requisitos y ser instaladas en apoyo de esta  emergencia”.

Por su parte la Jefa de DEGREYD, Paola Pontoni Z., destacó que “para nosotros es muy importante conocer estas capacidades y ver donde las podríamos instalar y  aportar a las capacidades que ya tiene salud e ir a donde se van a requerir y dar una respuesta  de la atención de las personas”. Agregó que “después revisaremos y evaluaremos los lugares donde  esta estructura puede ser desplegada de acuerdo a las capacidades que ya están instaladas en el sistema de salud  y donde se pueda requerir un refuerzo y ahí se hace una evaluación  de todas las características de terreno e infraestructura  y también del número de población  donde pudiera tener un mejor uso  y atención”.