El 25 de abril de este año, el Sargento Primero (R) Luis López Gonzátrasplantado-1WEBlez sufrió un infarto al corazón. Luego de ser estabilizado en un hospital público de la capital fue trasladado al Hospital Militar de Santiago, donde ingresó con riesgo vital producto del severo daño cardíaco. La Dra. Katia Galdames, cardióloga del HMS explica: “…lo tuvimos hospitalizado seis semanas sin poder quitarle los fármacos que lo estabilizaban y le permitían estar vivo, por lo que después de analizarlo con el equipo de cardiología llegamos a la conclusión que la mejor opción para él, era instalarle un dispositivo de asistencia ventricular que nos permitiera sacarlo de su condición de gravedad máxima, retirarle todas las drogas y empezar a recuperarlo con vistas a trasplantarlo en los meses venideros.”

\n

Este dispositivo mecánico cumple parte de la función del corazón, en este caso del ventrículo izquierdo. Es muy pequeño, se instala directo en el órgano vital  y a través de algunas conexiones, se logra que el resto del corazón siga trabajando sin mayor dificultad. Su instalación es un tratamiento excepcional y en Chile existen muy pocos pacientes que han accedido a ello. El SG1° López tuvo la opción, gracias al convenio que el COSALE – HMS tiene con la Clínica Alemana, lugar donde fue intervenido por el equipo de salud del HMS, accediendo a los beneficios del Sistema de Salud Institucional (SISAE).

\n

Al respecto el SG1° López dice sentirse muy afortunado y agradecido: “Gracias a la gestión de la Dra. Galdames y del Dr. Howard, cirujano que me operó y del Alto Mando Institucional hoy estoy bien y muy agradecido del SISAE. Para mi es una bendición de Dios que toda esta gente se haya cruzado en mi camino, desde la gestión del Alto Mando hasta el último auxiliar del hospital. El Ejército no nos deja a la deriva, no nos desampara”.

\n

Actualmente, el SG1 López está de alta, recuperándose físicamente para estar en las mejores condiciones para integrar la lista de espera para un trasplante de corazón.

\n

Finalmente envía un mensaje a sus camaradas: “Yo llamo a todos los jubilados del Ejército que se inscriban en el Sistema de Salud del Ejército, porque éste tiene toda la tecnología y convenios para enfrentar este tipo de enfermedades. Apoyen el sistema porque nunca saben cuándo les pueda tocar un problema de salud de la gravedad del que me tocío vivir a mi.”