Una visita a cuatro pacientes hospitalizados del Hospital Militar de Santiago, realizó el Obispo Castrense, GDB. Santiago Silva Retamales. Tres de ellos fueron heridos de diversa consideración producto de las manifestaciones ocurridas durante la semana pasada, mientras que el cuarto sufrió una caída en altura, encontrándose todos estables y fuera de peligro.

La actividad fue dirigida por el Director General del HMS. GDB. Gonzalo Rodríguez Córdova y el capellán del hospital, MAY. Carlos Gutiérrez Díaz, oportunidad donde el Obispo Castrense entregó un rosario -el que fue confeccionado por el voluntariado de este centro asistencial-  a cada uno de ellos.

Finalmente, antes de retirarse junto con la comitiva, ingresaron en la capilla para orar por la situación actual que vive el país y para que vuelva la paz y tranquilidad.