En concordancia con el Programa Cardiovascular de Medicina Preventiva que lleva el “Plan de Vida Sana”, la MZS “Santiago Centro Norte,” inició el programa “Vive Sano” en la Enfermería Militar Avanzada “Yungay”, el cual formula un sistema integral de salud tendiente a disminuir la prevalencia de la obesidad en el personal de planta del DESMÑA N°3 “Yungay”, y la incidencia infantil de sus respectivas cargas, basado en los pilares de alimentación y actividad física adecuada.

En esta actividad se dictaron diversas charlas relacionadas con esta materia. El programa cuenta con un equipo integrado por un médico, quien atenderá y solicitará los exámenes a los pacientes, luego hará los controles y evaluaciones; una nutricionista quien dará indicaciones dietéticas hipocalóricas, involucrando a su grupo familiar; un Kinesiólogo, quien se encargará de planificar y supervisar ejercicios físicos acorde a la condición de salud que presenten los usuarios.  El grupo de profesionales involucrados en esta actividad, incluyendo a los Enfermeros de Combate y Enfermera de Guerra de la EMA, se encargarán de corregir patologías relacionadas y controlar de manera segura y efectiva la pérdida de peso, posterior a esto, se realizarán reuniones grupales de manera semanal con el objetivo de motivar y evaluar el proceso de cada paciente.

En la jornada inicial del programa se manifestó una excelente acogida y motivación en la totalidad del personal, demostrando compromiso y preocupación por su estado de salud.

La obesidad es una enfermedad crónica caracterizada por desequilibrio entre la ingesta de alimentos y el gasto energético con una acumulación de grasa corporal que representa un factor de riesgo para eventos cardiovasculares.

Según la FAO (Food and Agriculture Organization) y Organización Panamericana de la salud, en Chile el 24,8% de los hombres y el 32,8% de las mujeres mayores de 18 años, tienen el diagnóstico de obesidad.

Finalmente, cabe resaltar la importancia de mantener vigente este tipo de programas, para mejorar y mantener hábitos de vida saludable en el personal de la Institución y su grupo familiar, disminuyendo así la morbimortalidad de la población.