Con el fin de resguardar a pacientes y su personal de salud, la Macro Zona de Salud “Coyhaique”, ha implementado en el hall de acceso principal del Centro Clínico Militar “Coyhaique”, una serie de medidas preventivas para evitar la propagación del COVID-19.

Entre ellas, se encuentran el control de temperatura con termómetro infrarrojo sin contacto, pausas en agendas de atención de box médicos y clínicas dentales para realizar aseo, desinfección y ventilación para la atención clínica, y la sanitización diaria al término de la jornada laboral de toda esta Instalación de Salud, con el objetivo de minimizar el riesgo de contagio.

Además este Centro Clínico cuenta con flujograma de respuesta ante detección de casos sospechosos y con los exámenes de Test Rápido Ac. IgM IgG COVID-19 y PCR COVID-19.

Del mismo modo, durante el mes de marzo, se implementará el mismo dispositivo de control de temperatura en los accesos principales de las Unidades Militares de la IV DE.