Durante la semana del 17 al 21 de junio, debido al aumento explosivo de migrantes venezolanos en el Complejo Fronterizo “Chacalluta”, muchas familias extranjeras quedaron varadas esperando ser atendidas para poder ingresar a nuestro país, debiendo quedar a la intemperie en las frías noches que se presentan en esta zona del país.

Es por ello que la Intendencia de la Región de Arica y Parinacota,  encabezó un plan de contingencia para poder ir en ayuda de estas personas, brindándoles instalaciones tipo carpas, buses para transportar a la gente hacia el Complejo Fronterizo Peruano “Santa Rosa”, y puntos de hidratación y alimentación.

Dentro de estas iniciativas, se consideró habilitar una carpa ambulatoria, donde personal de la Macro Zona de Salud “Arica”, recibió a los migrantes que presentaron problemas de salud a causa de las oscilaciones térmicas.

En esta locación se les administró medicamentos, se efectuó toma de presión arterial, y por parte del Ministerio de Salud se habilitó un box de telemedicina para enfrentar los casos más complejos que requieran de especialistas específicos en el área médica.