El CCM “Valdivia”, dependiente de la Macro Zona de Salud del mismo nombre, en la actualidad dispone de una moderna “Central de Esterilización”, la cual ha experimentado este último tiempo profundos cambios tanto en infraestructura, equipamiento y personal especializado, con la finalidad de entregar un servicio de excelencia y seguridad, logrando los mejores estándares de calidad que exigen los tiempos actuales.

Esta unidad garantiza la entrega de un producto final (material esterilizado) de confiabilidad y calidad para los profesionales que requieren de este servicio, y fundamentalmente da la certeza de que antes, durante y después de la atención recibida, ha existido un estricto protocolo aplicado y un óptimo control de calidad, especialmente en estos tiempos de pandemia por COVID-19.

La Central de Esterilización es considerada, conforme a lo señalado por el Comandante de la Macro Zona, TCL. Mario Valdés Cuellar, la unidad fundamental de esta Instalación de Salud. En ella se llevan a cabo los procesos de esterilización de las diferentes áreas clínicas y dentales, donde su personal previamente seleccionado cuenta con las habilidades necesarias para desempeñar dicha función.

La Enfermera Supervisora Macarena Varas Kallens, comenta que la denominación Esterilización se refiere “a la total destrucción de los microorganismos patógenos y no patógenos, incluidas sus formas de resistencia (las esporas). El proceso de esterilización comienza en cada una de las áreas, tanto médica como dental, con la limpieza, desinfección y secado correspondiente”.

La Cabo Tamara Fernández Alfaro, Enfermera Militar y Operadora de Autoclave certificada ante la Seremi de Salud, confirma que “nos reiteran permanentemente seguir rigurosamente los procedimientos del proceso de esterilización, cuyas etapas son: limpieza-descontaminación (realizada en cada área), recepción e inspección, preparación y empaque, esterilización, almacenamiento y entrega del material. Mediante una correcta limpieza de este material, se elimina cualquier resto de materia orgánica, sangre seca o suciedad que pudiera haber en el instrumental”.