El agua es un elemento vital para el ser humano, ya que tiene una importante participación en el funcionamiento de todos los órganos y sistemas del cuerpo, el cual está compuesto por alrededor del 70% de agua. Es por esto que, sobre todo en épocas de altas temperaturas, es indispensable mantener nuestro organismo en un perfecto estado mediante una buena hidratación.

\r\n

El tomar agua tiene múltiples beneficios para nuestra salud como:

\r\n\r\n

    \r\n

  • Regular la temperatura corporal.
  • \r\n

  • Mantener la piel hidratada y elástica.
  • \r\n

  • Lubricar todas las articulaciones y órganos manteniéndolos en perfectas condiciones.
  • \r\n

  • Eliminar los deshechos del cuerpo.
  • \r\n

  • Ayudar a mantener un peso saludable.
  • \r\n

\r\n

El agua corporal se pierde a través del sudor, la orina, las lágrimas, la saliva y las heces, por lo que, para reponer estas pérdidas se recomienda consumir entre 6 y 8 vasos de agua al día.

\r\n

La mejor opción para mantenerse bien hidratado es el agua natural. La cantidad que necesite cada persona puede variar de acuerdo a la edad, tipo de dieta, estado fisiológico, actividad física, etc.

\r\n

Durante la deshidratación la temperatura corporal aumenta y no solamente se pierde agua, sino también otras sustancias importantes para el funcionamiento del organismo como el sodio y el potasio. La deshidratación se puede originar por actividad física, climas cálidos y secos, diarrea y vómito, baja ingesta de líquido.

\r\n

Algunas de las señales de deshidratación son:

\r\n\r\n

    \r\n

  • Mareos
  • \r\n

  • Dolor de cabeza
  • \r\n

  • Piel enrojecida
  • \r\n

  • Debilidad y fatiga
  • \r\n

  • Calambres
  • \r\n

  • Boca seca y falta de apetito.
  • \r\n

\r\n

Es común la creencia de algunas personas acerca de que sudar mucho durante la práctica de ejercicio ayuda a perder peso más rápido, o que sudar más significa perder más peso. En realidad el agua que se pierde en forma de sudor provoca una pérdida de peso temporal, ya que este peso que se pierde se recupera cuando nos rehidratamos.

\r\n

Algunas prácticas como el uso de fajas o sudaderas para aumentar la sudoración durante el ejercicio provocan un aumento importante de la temperatura corporal y una deshidratación excesiva, además de que el exceso de calor y la deshidratación harán que aguantemos menos tiempo haciendo ejercicio, y por lo tanto, quememos menos calorías.

\r\n

Recuerda que es importante mantenerte hidratado durante el ejercicio, por lo que se recomienda beber agua antes, durante y después del mismo.

\r\nUna hidratación inadecuada con el paso del tiempo tiene efectos en nuestro cuerpo como:\r\n

    \r\n

  • Piel seca.
  • \r\n

  • Lengua fisurada.
  • \r\n

  • Arrugas.
  • \r\n

  • Orina concentrada.
  • \r\n

  • Mayor propensión a formar cálculos/piedras en renales.
  • \r\n

  • Fontanela (mollera) hundida en menores de 1 año (acudir a urgencia en este caso)
  • \r\n

\r\n

Es importante mantener una buena hidratación sobre todo en tiempos de calor, ya que por la sudoración se pierde más agua. Además, tomar suficiente agua mejorará la apariencia de la piel, la digestión y función intestinal.

\r\n

En el caso de los niños debemos tener mayor precaución, ya que por tener más porcentaje de agua corporal (80% en lactantes), se deshidratan con mayor facilidad frente a vómitos, diarreas o falta de ingesta, provocando además alza de temperaturas, por lo que se recomienda tener siempre a mano sales de rehidratación oral.