Todos los años los virus viajan de norte a sur, y en la temporada recién pasada,  el Hemisferio Norte tuvo una circulación anticipada y más agresiva del  virus de influenza, lo que ha causado un aumento en hospitalizaciones –sobre todo en niños menores de 4 años y en adultos mayores de 65 años– en Estados Unidos y en países europeos.

Por esto, el Ministerio de Salud este año adelantó la campaña de vacunación contra la influenza, desde el 16 de marzo hasta un periodo que no supere el mes de abril.

Población de riesgo o grupo objetivo:

  • Niños y niñas de 6 meses a 5 años, 11 meses y 29 días.
  • Embarazadas en cualquier etapa de la gestación (antes era a partir de la 13ª semana de gestación). A ellos se agregan los grupos de riesgo que ya estaban contemplados:
  • Mayores de 65 años
  • Pacientes con enfermedades crónicas, como asma, cardiopatías, diabetes y cáncer, entre otras.

Sólo deben presentar orden médica los pacientes con inmunodeficiencias congénitas o adquiridas. Además, según ha establecido el Ministerio de Salud, la administración de vacunas en niños de 1ro a 5to básico se realizará en los colegios.

Síntomas y complicaciones

La influenza se caracteriza por:

  • Comienzo abrupto de fiebre, que dura entre 3 a 4 días.
  • Compromiso del estado general (decaimiento, falta de apetito y de fuerza)
  • Dolores de cabeza y musculares en todo el cuerpo, y, ocasionalmente, malestar abdominal y nauseas.
  • Congestión nasal, tos con secreciones, dolor de garganta y de ojos.
  • Síntomas respiratorios que pueden persistir hasta por 2 semanas.

¿Por qué vacunarse contra la influenza en medio del brote de coronavirus?

La vacuna contra la influenza no otorga protección coronavirus (Covid-19), ya que se trata de dos virus diferentes y para el segundo aún no existe un método o estrategia de inoculación.

La importancia de recibir la vacuna es que se evita que las personas presenten contagio de influenza, de esa manera se contribuye a no saturar el sistema de salud, permitiendo que este se pueda enfocar en la atención de aquellos casos que realmente puedan corresponder al covid-19.

Además, lo que se busca es evitar al máximo una coinfección, o sea, que una misma persona se enferme por dos virus diferentes, lo que podría ser de cuidado sobre todo en lo grupos de riesgo.

Es importante vacunarse, porque para la influenza de aquellas cepas que están contenidas en la vacuna, los grupos de riesgo van a quedar protegidos y en caso de adquirir la infección, menor riesgo de desarrollar de forma severa la enfermedad”.

CAP. (OSS) Gabriel Ruiz Tapia
CCM Iquique