El frío es sinónimo de resfriados, gripes, dolores de garganta y muchos pañuelos desechables. Ya sea para prevención o para la cura de pequeñas afecciones respiratorias, muchos comienzan a invertir en remedios contra la tos, la congestión nasal y resfríos en general. Las propiedades del jengibre son ideales para estos casos, es por esto que queremos dar énfasis a la infusión de jengibre, limón y miel como remedio natural. Es un trío de súper alimentos, que puede ayudarnos a protegernos del frío e infecciones, como siempre de la forma más natural.

Jengibre

La clave para un cuerpo saludable está en la prevención. Una buena dieta que potencie tus defensas es lo primero que debes de tener en cuenta, es por esto que el jengibre genera este efecto de mejorar tu sistema inmune, además de mejorar la congestión de las vías respiratorias y de las fosas nasales, regula la temperatura corporal y es un excelente expectorante.

El limón

El limón ocupa el primer lugar dentro de los frutos con aporte vitamínico, contiene vitamina C en abundancia que refuerza las defensas del organismo y evita muchas enfermedades de las vías respiratorias, como resfríos, gripes o asma. Además posee propiedades antioxidante y bactericida.

La miel

La miel, por sus grandes propiedades antisépticas, se ha usado siempre en la medicina popular para combatir dolores de garganta. La capacidad curativa de la miel se debe a sus propiedades anti bacterianas, ayudar a la digestión y los resfriados.

 Estos alimentos los prepararemos de la siguiente manera:

Infusión Caliente:

Para preparar una infusión de jengibre, cortaremos un par de rodajas finas de jengibre y dejaremos hervir 10-15 minutos (también podemos rallar el jengibre y dejarlo reposar con agua hirviendo dentro de un termo durante 20 minutos). Después, añadimos el jugo de limón y la miel.

Infusión Fría:

Otra opción puede ser hacer un té frío de jengibre y limón. Para ello, cortamos un trozo de jengibre del tamaño de un dedo pulgar. Si no tienes licuadora, te aconsejamos que lo ralles antes de batirlo con batidora convencional. Añades un limón entero y pelado, una cucharada de miel de abejas y cuatro tazas de agua. Mezcla todos los ingredientes y toma el jugo en ayunas todas las mañanas durante el invierno.

Remedio natural contra los catarros:

Introduce jengibre en rodajas, limón en rodajas y miel en un frasco con tapa. Se formará una gelatina que puedes conservar 2-3 meses en el refrigerador. Para combatir un dolor de garganta o una ligera molestia, sólo necesitas una cucharada de la mezcla, a la que añadirás agua hirviendo para hacer una infusión.

Programa Educación y Promoción de la Salud. Medicina Preventiva