Con total éxito se llevó a cabo la tricentésima evacuación aeromédica del Ejército, la cual trasladó a un paciente desde la ciudad de Arica al Hospital Militar de Santiago.

En esta oportunidad, fue el Suboficial (R) Carlos Bustos Muñoz quien es cardiópata coronario y vive en Arica. El paciente la semana pasada concurrió al servicio de urgencia de la “Clínica San Marco”, aquejado de un dolor intenso al pecho. Fue diagnosticado con un infarto, por lo cual, necesitaba ser trasladado de manera urgente en una unidad de cuidados intensivos coronarios, a un centro hospitalario de mayor complejidad, lo que motivó que se pusiera en ejecución el sistema de evacuación aeromédica de la Institución para su traslado al Hospital Militar de Santiago.

Este procedimiento se efectuó en un jet privado, equipado con una unidad de cuidados intensivos y tripulado por el personal idóneo necesario (cardiólogo y enfermera) para su permanente control y monitoreo. Cabe señalar que, dado el actual seguro implementado para estos casos, para este paciente beneficiario, esta actividad tiene cero costos.

El CRL. (OSS) Helmuth Schweizer H., Coordinador de Evacuación Aeromédica del Ejército, explica la importancia de esta nueva evacuación: “Este sistema, que funciona desde el año 2011, ha funcionado de muy buena forma y a un costo muy conveniente, ayudando al personal militar y sus familias que se encuentran fuera de Santiago, e incluso en el extranjero, a ser evacuados y atendidos en su hospital. Desde el punto de vista de las estadísticas, hemos trasladado a la fecha 300 pacientes, lo que significa un promedio anual de 42 beneficiarios, o sea, con una estadística general de 3.5 pacientes mensuales”.