En una íntima ceremonia, desarrollada en el anfiteatro al aire libre del Hospital Militar de Santiago y presidida por el Comandante General del Personal, GDD. Guillermo Paiva H., se despidió al personal de Enfermeros Militares de Combate quienes, desde inicios del mes de abril pasado, se encontraban apoyando a las diferentes unidades y servicios de esta instalación de salud, dada la alta demanda de atenciones producidas por la pandemia. La actividad, contó además con la presencia del Comandante de la División de Salud, GDB. Miguel Orriols, el Jefe de la Jefatura de Instalaciones de Salud, CRL. Rolando Ilabaca y las más altas autoridades del HMS.

Al hacer uso de la palabra, el Director General del HMS, GDB Alejandro Ciuffardi, destacó la labor y el sacrificio realizado por este personal: “… la vida de servicio y trabajo del militar, y muy especialmente, de quienes dedican sus capacidades técnicas y humanas al cuidado de la salud de sus camaradas, obliga a un gran sacrificio y voluntad de servir más allá del trabajo normal, más allá de la labor diaria, más allá del  cumplimiento del deber, y por esto, no tengo duda alguna, han sido un claro ejemplo digno de elogiar y destacar”. Acto seguido, junto con hacer entrega de un Diploma de Reconocimiento a cada uno de los EMC destacados al Hospital, se leyó la resolución del CGP que disponía una anotación de mérito a cada uno de ellos.

Por su parte, el CGP, al manifestarles el reconocimiento institucional por su trabajo, les señaló: “…Si tuviese que resumir, en una sola palabra, lo emotiva y simbólica de esta ceremonia, esta debiera ser “gracias”. No tan sólo a los enfermeros que hoy despedimos y destacamos, si no que a todo el personal de salud militar que, día a día, y desde hace meses, se esmera y sacrifica en beneficio de la salud de los integrantes del Ejército y del extra-sistema… Vuestro trabajo ha sido encomiable, y por él han debido dejar familia, esposas, hijos, hogar y el apego a vuestras unidades de origen, por lo cual, lo menos que podíamos hacer, era reconocerles la tremenda labor desarrollada”.

Durante la presente comisión de servicio, los Enfermeros Militares de Combate, provenientes desde las diferentes Macro Zonas de Salud del Norte, Centro y Sur del país, se desempeñaron en las diferentes unidades y servicios, pudiendo dimensionar en terreno, las importantes y agotadoras jornadas de trabajo que conlleva el trabajo con pacientes afectados por el COVID-19, especialmente, aquellos internados en las unidades de pacientes críticos.