En estos tiempos de pandemia son muchos quienes realizan sus trabajos desde su hogar, pasando mucho tiempo frente al PC, tablet o celular, lo que puede dañar la vista. Aquí, algunos consejos para evitarlo.

  1. Uso y no abuso.Después de estar 20 minutos frente al monitor tome un descanso. ¿Cómo hacerlo…? Durante 20 segundos deje de mirar la pantalla y parpadee lo más que pueda. (Normalmente, se parpadea unas 20 veces por minuto: cuando se está frente al PC se parpadea sólo 5.) Por eso, busque un punto fijo a distancia y mire hacia él para que sus músculos se ejerciten. Asimismo, ciérrelos y déjelos así algunos segundos.
  2. Monitor a una distancia y posición adecuada. Tenga el monitor a 60 o 70 centímetros de distancia, evitando forzar demasiado la vista. Además, ponga la computadora de manera que quede ligeramente por bajo la visión, eso permite ver hacia abajo y hacia arriba, protegiendo el globo ocular con los párpados.
  3. Tamaño de letra adecuada. Mientras más pequeña la letra en su pantalla, mayor el esfuerzo que deben hacer sus ojos. Por eso, ajuste el tamaño de la letra de manera que sea una lectura agradable. Evite esforzarse mucho.
  4. Habitación con luz natural. El exceso de luz artificial puede producir mayor cantidad de reflejos en su monitor, provocando un mayor esfuerzo en su vista. Por eso, aproveche la luz natural. Ideal, si usa lentes, es que tengan anti reflejos.
  5. Para lecturas extensas, elija imprimir.La lectura en papel resulta mucho más saludable para la vista que la que se hace en una pantalla. Si no puede hacerlo, opte por los dispositivos electrónicos especializados para este fin.

El Jefe del Departamento de Oftalmología del HMS, TCL (OSS) Mauricio Aguilar Veloso, señaló que estar frente a un computador por un tiempo prolongado, puede tener consecuencias indeseadas: “…esto puede causar cansancio visual y ojo seco, por lo que se recomienda descansar, cada 20 minutos por 20 segundos, mirando un objeto que esté a más de 6 metros de distancia. Parpadear con frecuencia, ajustar el brillo y el contraste de la pantalla y no colocarla por delante de una fuente de luz, como una ventana. Ahora, si las molestias persisten, debe consultar con su oftalmólogo ya que podría estar necesitando lentes y lágrimas artificiales”.