Como una medida preventiva y con el propósito de resguardar la salud del personal y pacientes que acuden al Hospital Militar del Norte, a partir del 08 de abril, se habilitó una aduana sanitaria en dos puntos de ingreso, en las áreas peatonal y vehicular, de esta instalación de salud.

Estos son lugares obligados por donde pasan las personas, por lo que deberán someterse a un control de temperatura  por parte de personal militar del hospital.

Esta medida apunta a evitar la propagación de casos de COVID 19, y detectar en forma oportuna a personas que podría presentar sintomatología asociada a esta enfermedad.