El 4 de febrero es reconocido como el día mundial de la lucha contra el cáncer, fecha que se instauró el año 2000 por la Organización Mundial de la Salud, el Centro de Investigaciones sobre el Cáncer (CIC) y la Unión Internacional contra el cáncer, con el objetivo de movilizar, generar conciencia e informar a la sociedad para combatir este conjunto de enfermedades.

El cáncer es una enfermedad que constituye una prioridad de salud pública a nivel mundial y nacional. Puede afectar a las personas durante todo el curso de su vida, sin discriminación de género. Constituye la segunda causa de muerte a nivel mundial y las estimaciones señalan que la mortalidad por esta patología se duplicará en la siguiente década, ubicándose como primera causa a nivel mundial. El año 2012 hubo más de 12 millones de casos nuevos de cáncer (excluyendo los cánceres de piel) y cerca de 7 millones de muertes a nivel mundial. Se estima que para el año 2020, estas cifras (incidencia y mortalidad) aumentarán a 16 y 10 millones, respectivamente

REALIDAD NACIONAL

Según datos entregados por el Ministerio de Salud, en Chile es la segunda causa de muerte para ambos sexos con 24.592 defunciones, que representa un 24,6% de todas las causas de muertes el año 2013. Según sexo y en orden decreciente entre las principales causas en el hombre ocurrieron por cáncer el de próstata, estómago y pulmón, y en la mujer, cáncer de mama, vesícula y vías biliares, estómago y pulmón, cervicouterino.   Hoy en las regiones de Arica – Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Araucanía el cáncer ocupa el primer lugar como causa de muerte en las mujeres, superando las Enfermedades Cardiovasculares.

\r\n

En el caso de los niños es la segunda causa de muerte en niños mayores de 5 años en nuestro país, sólo precedida por los accidentes. Afecta cada año a  500 nuevos niños y sus familias. De acuerdo a últimos reportes entregados por el Registro Nacional de Cáncer infantil, la tasa de sobrevida alcanza el 78% (RENCI 2011), sufriendo algunas variaciones en relación al tipo de cáncer de que se trate.

El cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células. Puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo. Muchos tipos de cáncer se podrían prevenir evitando la exposición a factores de riesgo comunes como el humo del tabaco.

Su origen es multifactorial y puede asociarse con factores ambientales, genéticos, demográficos, socioeconómicos y culturales, entre otros. Especial mención tienen factores de riesgo conductuales tales como: tabaquismo, dieta no saludable, actividad física insuficiente y el uso perjudicial de alcohol;  teniendo todos estos en común ser dependientes de los estilos de vida y, por tanto, potencialmente modificables por las personas. La mayor parte de los factores de riesgo estudiados muestran un componente social, afectando preferentemente a personas con menos años de escolaridad (a excepción del tabaco) y prácticamente todos aumentan con la edad.

La prevención y la detección temprana son claves para frenar el aumento de su actuar, donde más el 60% de los casos se concentran en África, Asia, América Central y del Sur, siendo estas regiones las que registran el 70% de las muertes a nivel global, principalmente por la falta de detección a tiempo  y el acceso a tratamientos.

Recomendaciones para prevenir el cáncer