Entre las actividades planificadas por el Programa de Salud Ocupacional del COSAE, para el presente año con proyección al año 2020, se encuentra la implementación de un nuevo programa de vigilancia, dirigido al personal que se desempeña en gran altitud, entre los 3.000 y 5.500 metros sobre el nivel del mar y que está expuesto a “Hipobaria intermitente crónica” (HIC).

En este contexto, es fundamental que los profesionales del área de la salud que se desempeñan en las enfermerías de la unidades expuestas a HIC y en los centros de evaluación de salud del Ejército, cuenten con una capacitación en Medicina de Altura, que les permita tanto promover hábitos saludables como pesquisar, prevenir, enfrentar y tratar los riesgos y patologías derivadas.

Es así que este Programa, junto al personal de sanidad del Regimiento Reforzado N° 24 “Huamachuco”, SJZ CMT “Arica” y personal de la MZS de la ciudad de Arica y Parinacota asistieron, en el mes de mayo, al curso de “Exposición a Hipobaria Intermitente Crónica por Gran Altitud”, que se desarrolló en la Comandancia de Guarnición de Arica y donde participaron como relatores, el Dr. Daniel Jiménez,  especialista en Medicina de Montaña y el Sr. Gabriel Trujillo, experto en rescate en altura con los temas “Medicina de altura” y “Respuesta a emergencias”, respectivamente.

Cabe destacar, que en Chile, la exposición a gran altitud desde el punto de vista laboral significa ascender 3.000 metros o más sobre el nivel del mar, en forma intermitente, ya sea por ciclo de turnos de acuerdo al régimen de trabajo adoptado por las instituciones. Esto, implica que muchos trabajadores se exponen a gran altura al desempeñar sus actividades laborales, las que abarcan desde lo administrativo hasta lo operacional, sufriendo así los fenómenos adaptativos generados por este ambiente.