La vacunación contra el COVID-19 genera protección para la persona que es inoculada, en cuanto a evitar la enfermedad o disminuir sus complicaciones en caso de adquirirla.

Es posible que se experimenten algunos efectos secundarios después de la vacunación; lo que significa que el cuerpo está generando inmunidad ante esta enfermedad. Estas molestias son leves y desaparecen tras unos días.

Los efectos secundarios más comunes y lo que debemos hacer es lo siguiente:

Efectos secundarios Medidas para reducir las molestias
Dolor y/o hinchazón en la zona de punción Aplicar un paño limpio, frío y húmedo en la zona de punción.

Ejercitar el brazo suavemente.

Dolor de cabeza, fiebre, escalofríos y/o cansancio. Beber mucho líquido

Usar ropa liviana

Recomendaciones:

  1. Acudir a los vacunatorios o lugares dispuestos para ello de acuerdo con el calendario que ha dispuesto el MINSAL, según edad y condición de salud.
  2. No automedicarse con Paracetamol u otro antinflamatorio antes o después de la vacunación.
  3. Beber abundante líquido.
  4. Mantener las medidas de autocuidado como son el uso de mascarilla e higienización de manos incluso después de la segunda dosis.
  5. Es importante seguir las indicaciones del Equipo de Salud y consultar al Servicio de Urgencia más cercano en caso de que los signos y síntomas adversos persistan más allá de un par de días o presente molestias que no están listadas más arriba.

 CONSIDERACIONES PARA EL AUTOCUIDADO

Es importante tener presente que la vacunación para el COVID-19, genera protección para la persona que es inoculada. Esto significa que las consecuencias del contagio son más leves y también lo son las complicaciones de la enfermedad en caso de adquirirla. No obstante, no elimina el virus que está fuera del organismo. El virus se encuentra en aire y superficies, pudiendo ser transportado en las manos, mascarillas, ropa, bolsos, zapatos, dispositivos tecnológicos, entre otros.

Por esta razón es necesario mantener las medidas de cuidado personal y con la comunidad. Es importante recordar que existe un grupo de personas que no se puede vacunar, por edad o condiciones específicas por alguna enfermedad y debemos protegerlas con las medidas generales.

Aunque usted se haya vacunado debe mantener, como mínimo, las siguientes medidas:

  1. Use mascarilla.
  2. Lave o higienice manos frecuentemente.
  3. Mantenga distancia física de al menos un metro con cualquier otra persona.
  4. Evite las multitudes y espacios con poca ventilación.
  5. No se toque el rostro.
  6. Si necesita toser o estornudar use el brazo para cubrir la boca con el pliegue del codo.
  7. Aléjese de quien estornude o tosa, aunque lo haga correctamente.
  8. Consuma alimentos sólo en lugares donde pueda higienizar sus manos antes y después de comer, y donde pueda mantener al menos dos metros con otras personas.
  9. No fume en presencia de otras personas.