Una alimentación saludable es aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía necesaria para que cada persona pueda mantenerse sana.\n

Al hablar de nutrientes esenciales, nos referimos a aquellos que no deben faltar en la alimentación diaria, como son las proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, minerales y agua.

\n

Incluyendo variedad de alimentos en nuestra alimentación diaria, podemos cD2ubrir las necesidades de estos nutrientes y también contribuir a evitar enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes tipo 2, dislipidemia, hipertensión arterial, entre otras, las cuales son enfermedades que aumentan el riesgo de padecer enfermedades de tipo cardiovascular.

\n

Acá te mostramos algunos consejos que te ayudarán a mantenerte sano y disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares:

\n

• Comienza tu día con un desayuno saludable, que incluya lácteos descremados, frutas y cereales integrales. Durante el día come en pequeñas cantidades, idealmente cada 4 horas y sin picotear en otros horarios. De esta manera, tu cuerpo se acostumbrará a utilizar la energía de los alimentos y no acumular grasa, previniendo el sobrepeso, la diabetes y dislipidemias.\n• Aumenta el consumo de alimentos que aporten fibra, como frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos. La fibra ayuda a disminuir el colesterol de la sangre, contribuye a enlentecer la absorción del azúcar que tienen los alimentos y favorece la digestión.\n• Prefiere el consumo de pescados azules o grasos como el salmón, jurel, atún corr2y sardinas. Estos aportan ácidos grasos esenciales omega 3, que ayudan a disminuir los niveles de colesterol en la sangre además de tener propiedades antiinflamatorias, lo que protege nuestro corazón.\n• El consumo de aceites vegetales, especialmente el aceite de oliva, aporta ácidos grasos monoinsaturados, que protegen nuestra salud cardiovascular disminuyendo los niveles de colesterol malo (LDL). Los frutos secos como nueces y almendras también nos aportan estos ácidos grasos esenciales.\n• Disminuye el consumo de sal y azúcar, ya que éstos se relacionan con obesidad, hipertensión arterial y diabetes. Prefiere alimentos naturales y menos procesados.\n• Evite el consumo de ALCOHOL: se recomienda el consumo moderado (1 a 2 copas diarias) de vino tinto, ya que nos entregan polifenoles protectores de la salud cardiovascular.\n• No olvides realizar actividad física regularmente, te sentirás mejor, con más energía y evitaras el sobrepeso y la obesidad.

\n

Gabriela Piuzzi Carvajal\nNutricionista Programa Cardiovascular