Comprendiendo la importancia de conocer la situación de salud de los beneficiarios del Sistema de Salud del Ejército (SISAE) y, en su compromiso por mantener actualizadas las estadísticas de morbilidad y mortalidad, se realiza una publicación anual llamada “Análisis de Situación de Salud” (ASIS), a cargo del área de Bioestadística del COSALE.

Uno de los aspectos determinantes de las condiciones de salud de los beneficiarios observado en el ASIS, es la existencia de una importante proporción de beneficiarios mayores de 65 años, siendo este un desafío para el sistema de salud, al tener mayor probabilidad de tener prevalencias más altas de enfermedades no transmisibles como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

El informe revela que las enfermedades del sistema osteomuscular ocupan el primer lugar de causas de consulta ambulatoria, seguido por las enfermedades respiratorias y los traumatismos. En el personal activo, las atenciones más frecuentes de consulta coinciden con las principales causas de incapacidad laboral temporal, siendo éstas, las enfermedades osteomusculares, como el lumbago y las dorsalgias, así como los traumatismos por causas externas que afectan principalmente al tobillo, pie y rodilla.

Por otro lado, de acuerdo con información del Hospital Militar de Santiago y el Hospital Militar del Norte, la mayor proporción de beneficiarios hospitalizados son los pasivos (42%), seguido por el personal activo (21,5%), siendo las causas de enfermedad que más frecuentemente requieren hospitalización, las del sistema digestivo, seguido por los tumores y las enfermedades respiratorias.

En relación con la mortalidad, durante el año 2017, se registraron 487 muertes, de las cuales el 62,8% correspondieron a hombres, concentrándose principalmente en beneficiarios mayores de 70 años. Si bien actualmente no existe un registro sistemático de las causas de muerte de beneficiarios, es posible analizar los fallecimientos ocurridos en los hospitales militares, los cuales representan sólo un 30% del total de muertes. De acuerdo con este análisis, las principales causas de muerte registradas, se asocian a enfermedades del sistema respiratorio, seguido por tumores y enfermedades del sistema circulatorio.

Otra fuente importante de información, la representan las licencias médicas del personal activo, que para el 2017 fueron 13.838. La tasa de licencias tramitadas fue de 47,1, lo que quiere decir que en promedio, por cada 100 titulares activos, se presentan 47,1 licencias en el año, cifra que está por debajo de la tasa nacional, en donde se presentaron en promedio 88 licencias por cada 100 cotizantes.