De acuerdo a los datos del Ministerio de Salud, esta enfermedad es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres, estimándose que fallecen cuatro de ellas al día por su detección tardía.

El cáncer de mama, se origina cuando las células mamarias comienzan a crecer sin control, formando un tumor que a menudo se puede observar (radiografía) o palpar como una masa o bulto. Ocurre casi exclusivamente en las mujeres, pero los hombres también lo pueden padecer. La mayoría de estos bultos son benignos y no cancerosos. Su crecimiento es anormal pero no se propagan fuera de los senos, y no representan un peligro para la vida, aunque algunos de ellos pueden aumentar el riesgo de causar el cáncer de seno.

Respecto de la prevención, lo fundamental es tener en cuenta que, de notarse cambios de coloración en la piel de la mama, o la aparición de un nódulo o retracción del pezón, esto debe ser examinado por un médico oncólogo quien, lo más probable, es que solicite una mamografía, que es una radiografía diseñada para detectar nódulos y otras lesiones en la mama.

En relación a los factores de riesgo, la Dra. Beatriz Comparini F., Oncóloga del HMS, señaló que: “La edad es uno de estos factores a considerar, ya que, con los años, aumenta el riesgo. Los mayores casos se dan en mujeres de más de 50 años. También, el tener antecedentes personales y familiares aumenta el riesgo. Si ha tenido cáncer en una mama, el riesgo de presentar un nuevo cáncer en cualquiera de ellas, es mayor. Asimismo, si tiene parientes de primer grado, como madres, hermanas e hijos, a quienes se les haya diagnosticado, en especial antes de los 50 años, es un punto a tener en consideración. Por último, la obesidad es también un factor de riesgo considerable.

Ahora, dentro de los factores negativos y que pueden ayudar en desarrollar el cáncer, están: el consumo de tabaco, alcohol, dieta baja en consumo de frutas y verduras y elevada en sal, además de exposiciones ambientales. Lo importante es el autocuidado y estar atentos a aquellas anomalías que se puedan detectar mediante el autoexamen.

Los síntomas del cáncer de mama:

  • Bulto o masa en la mama y/o en axila.
  • Cambios en tamaño, forma de la mama.
  • Cambios en textura de la piel (piel de naranja).
  • Cambios de color (enrojecimiento de la piel).
  • Cambios en el pezón (retracción) o salida de secreción por el mismo.
  • Cambio en la dirección del pezón.