El tradicional hotel “Viejos Estandartes” de Santiago es hoy uno de los Centros de Aislamiento y Reposo Sanitario (CARS) administrados por la Jefatura de Instalaciones de Salud (JIS) con el apoyo logístico del Comando de Bienestar del Ejército, que se suman a los CARS colectivos administrados por las Unidades Regimentarías y supervigilados por la JIS a través de las Macro Zonas de Salud a lo largo del país.

Se trata de instalaciones donde el personal con COVID-19 positivo, o con sospecha de portar el virus, pueden realizar su cuarentena si no cuentan con esa posibilidad en sus domicilios, ya sea por espacio o por convivir con quienes forman parte de los grupos de riesgo, transformándose en un apoyo clave para evitar, con el aislamiento, la propagación de contagios.

El apoyo que realiza la JIS a los diferentes CARS lo cumple a través del control que en forma permanente los Enfermeros Militares de Combate ejercen al cuidado de los residentes que no tengan necesidad de hospitalización. También cuentan con la asesoría técnica y la supervisión de los diferentes Oficiales del Servicio de Sanidad dispuestos por cada Macro Zona mediante rondas médicas y asimismo la entrega de insumos de elementos de protección personal y para el funcionamiento de estos recintos.