Cuando hablamos de frutas de estación, es imposible que el mango no aparezca como una de las favoritas, por su alto nivel nutricional, sabor único, aroma, gusto y grandes beneficios para la salud.

La mejor manera de disfrutar esta fruta y de sus propiedades nutricionales es comerla al  natural, con unas gotas de limón para acentuar su sabor. Es importante escoger aquellos que desprenden buen olor, se sienten flexibles al tacto, pero que no se hunden con la presión, descartando los que tienen zonas negras, muchas manchas o están muy arrugados.

A continuación te explicaremos cómo el valor nutricional del mango puede beneficiar tu salud.

  1. Ayuda a la digestión

El mango proporciona un grupo de enzimas digestivas que apoyan al cuerpo y a su capacidad de descomponer alimentos. Existen indicios de que estas enzimas pueden incluso reducir la sensación de ardor asociada con el reflujo ácido y la pectina en la fibra ayuda a prevenir el estreñimiento

  1. Combate el cáncer

El mango es una gran fuente de antioxidantes como la isoquercitrina, quercetina, fisetina, astragalina, galato de metilo y gálico. Consumir mango o tomarlo en jugo diariamente puede ayudar a prevenir severos tipos de cáncer como el de mamas, a la sangre (leucemia), de próstata y de colon.

  1. Reduce el peso

El mango aún no maduro (verde) es una de las mejores frutas para comer cuando queremos perder peso, ya que al no encontrase en su punto de maduración, su cantidad de azúcar es muy baja.

  1. Salud cardiovascular

La vitamina C y la fibra presente, han demostrado que ayudan a disminuir los niveles de LDL (colesterol malo), lo que reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón y derrame cerebral al mismo tiempo. Además, el mango contiene tanto potasio como magnesio, los cuales están relacionados a la regulación de la presión arterial, manteniéndola dentro de los límites saludables.

  1. Controla la acidez

El mango está enriquecido de ácido málico, ácido tartárico y trazas de ácido cítrico; por lo tanto, mantiene la reserva alcalina en el cuerpo y previene la acidez.

  1. Fortalece los huesos

La deficiencia de vitamina K está relacionada con un mayor riesgo de padecer osteoporosis y fracturas óseas, principalmente porque la vitamina K apoya a la absorción de calcio necesario para mantener fortalecidos los huesos. El mango es  rico en vitamina K.

  1. Cura la anemia

Si no ingerimos suficiente hierro en nuestra dieta, podemos padecer de anemia y como consecuencia nos sentiríamos débiles debido a la falta de oxígeno adecuado para abastecer a los órganos. Esto es un problema particular en mujeres post menopáusicas, quienes normalmente tienden a necesitar una ingesta mayor de hierro después del cese de su periodo de menstruación. Como beneficio adicional el hierro presente en los mangos se ve apoyado por su contenido de vitamina C, que ayuda al cuerpo a absorber el hierro con mayor eficacia.

  1. Diabetes

Disminuye los niveles de azúcar en el cuerpo, ayuda también en la Resistencia a la insulina.

  1. Previene los cálculos

Por ser rico en fibra, alto en agua y bajo en oxalatos. Esta fruta protege a nuestro riñón de cálculos.