La transfusión de sangre y productos sanguíneos contribuyen a salvar millones de vidas cada año, permitiendo con ello, aumentar la esperanza y la calidad de vida de pacientes con trastornos potencialmente mortales. Por cada donante se benefician entre dos a tres pacientes, los cuales pueden ser niños, embarazadas, recién nacidos, accidentados, pacientes con leucemias, con cáncer, operados de corazón, ancianos, e inclusive, nosotros mismos si llegamos a requerirlo.

Hoy, producto de la  pandemia del COVID 19, se ha hecho necesario permanecer en los domicilios, lo cual ha incidido en una reducción considerable de donantes. Lo anterior, ha provocado un importante déficit en el stock de glóbulos rojos y plaquetas, alcanzando los niveles críticos de existencia. Es por esta razón que, el Hospital Militar de Santiago, y muy especialmente su Banco de Sangre, hacen un especial llamado a todos los integrantes de la Institución, militares y civiles, a donar sangre para poder enfrentar de manera óptima, todas las necesidades que a diario se están produciendo.

Se debe tener en cuenta que el donar sangre, junto con permitir salvar vidas, el acto mismo no conlleva deterioros físicos para el donante, sino sólo el tremendo bienestar espiritual de saber que con su aporte ayudará a otro ser humano, que no lo está pasando bien, a mejorar su condición de vida y prolongarla, sin perder de vista qué, tal vez algún día, otro podría hacerlo por él.

¡Ésta es tu oportunidad, no dejes de donar…!