Hace un año, la unidad de kinesiología del Centro Clínico Militar Valdivia fue knt.2  (2)reacondicionada para satisfacer de mejor forma las necesidades de los usuarios. Hoy, gracias a este esfuerzo, el flujo de beneficiarios ha aumentado considerablemente, debido a las comodidades que la instalación de salud ofrece actualmente en esta área.

\n

Dentro de su equipamiento destaca un box respiratorio con oxigenoterapia y nebulizador, una trotadora con manillares, una trotadora para uso médico y una bicicleta vertical de mediano tráfico. A estas máquinas se suman equipos de fisioterapia, barras paralelas, turbiones para hidroterapia, bicicletas estáticas y mancuernas, elementos que forman parte de un completo gimnasio y que permiten optimizar el proceso de recuperación de los pacientes.

\n

“Este moderno equipamiento con alta tecnología es imprescindible para compknt.3lementar la rehabilitación en pacientes con procesos traumatológicos que requieran de la reeducación de la marcha y de la readaptación al esfuerzo. Además,  son de gran utilidad para trabajar de forma segura en algunos pacientes que presenten alguna patología cardiaca”, afirma Ana María Hofer, kinesióloga del recinto.

\n

De igual forma, una positiva evaluación es la que hace el director del centro clínico, TCL. Ricardo Vergara Vega, quien aseguró que la inversión en artículos de rehabilitación “ha fortalecido la calidad de las prestaciones que se entregan, en especial a la rehabilitación cardiovascular de pacientes crónicos. También ha permitido acortar sustancialmente los tiempos de espera”, concluye, mostrando su satisfacción por haber alcanzado el objetivo alcanzado por la instalación que lidera.