Aunque se entiende que durante este período de pandemia por el Covid 19, el centro de gravedad ha estado puesto en el combate del coronavirus, no debemos olvidar que millones de chilenos siguen padeciendo, día a día, múltiples patologías de carácter crónica, así como otros problemas de salud que requieren del cuidado y supervisión de los especialistas. Entre ellas, y de manera destacada, se encuentran las enfermedades cardiovasculares, que incluyen la enfermedad cardíaca y el conocido ACV (accidente cerebrovascular). Estas constituyen la principal causa de muerte en el país y el mundo.

Avala lo anterior, la información entregada por el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) del Ministerio de Salud, que da cuenta que, desde el 2016 hasta abril de este año, más de 2 mil muertes mensuales se atribuyeron a enfermedades cardiovasculares, principalmente por consecuencia de ACV y de infartos al miocardio (25% de las muertes en el país).

Es en este contexto, la consigna del Mes del Corazón 2020 es “Durante la pandemia, no descuides tu corazón”, y apunta a tres pilares fundamentales: hábitos saludables, mantener el tratamiento en los pacientes crónicos y consultar en los hospitales ante la aparición de síntomas de eventos agudos.

Al ser consultado al respecto, el Dr. José Pardo, Cardiólogo del HMS, destacó la importancia de no descuidar los tratamientos dispuestos para los enfermos cardíacos y los cuidados que deben tener: “Junto con todas las medidas de prevención conocidas, como el empleo de mascarilla, lavado de manos permanente y distanciamiento social, que seguirán siendo fundamentales en los próximos meses, los pacientes crónicos no deben dejar de lado la medicación dispuesta, la alimentación sana, la restricción del alcohol y el tabaco, y en lo posible, realizar algún tipo ejercicio que los mantenga activo. Deben mantener sus controles de la forma que sea más segura, siendo muy importante que permanezcan en contacto con su médico, aunque sea de manera remota, no presencial.”