El verano es la época del año en la que nos encontramos con más posibilidades ded3 realizar algún tipo de actividad física o deporte si es que se practica, ya que durante esta época del año hay más horas de luz solar y disponemos de más tiempo libre.

\n

El momento del día más adecuado para realizar cualquier tipo de actividad física son las primeras horas de la mañana o bien a la caída de la tarde, ya que en estos momentos hay una incidencia menor de los rayos del sol y un menor nivel de contaminación.

\n

– Debes realizar actividades de medio y bajo impacto. Durante la actividad hay que descansar con frecuencia. Pero, sobre todo hay que tratar de evitar hacer ejercicio en las horas centrales del día (entre las 12 y 16 horas).

\n

– En caso de caminar, correr o andar en bicicleta, debes buscar caminos o senderos somd5breados. Una alternativa, sobre todo en las horas centrales del día, es caminar por centros comerciales donde encontrarás sombra y clima fresco.

\n

– Hay que preparar el cuerpo antes y adaptarlo después de la actividad física. Debes comenzar la actividad con calentamiento y estiramiento de los principales grupos musculares (cadera y piernas) e incluso de todos aquellos que no se utilicen directamente como son el tronco, brazos, cuello, etc.

\n

– En verano debes beber mayor cantidad de agua de la que tomas normalmente.agua01

\n

– Es recomendable tomar comidas ligeras antes de realizar actividad física incluyendo siempre cereales, fruta y leche.

\n

– Hay que usar ropa adecuada, holgada, de colores claros para que refleje la luz solar y preferentemente de algodón para que absorba el sudor o de una tela transpirable con la que favorezcamos la pérdida de calor corporal.

\n- Es aconsejable usar bloqueador solar como mínimo con protección FPS 25 o mayor, gorra o sombrero y gafas de sol.\n\n- Debes acostumbrar al cuerpo de manera gradual al calor.\n\n- En caso de embarazo, edad avanzada, sobrepeso o bajo peso hay que extremar las precauciones.\n\n-  Si aparecen mareos, náuseas o sientes como si te fueras a desmayar, deja de hacer ejercicio. Estas son señales inequívocas de que tu cuerpo sufre de agotamiento por el calor y no puede normalizar su temperatura. En estos casos debes descansar en una sombra y beber agua hasta recuperarte.\n\n