¿Qué es la neumonía?

Es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones y ocurre en todas las edades. Estos están formados por pequeños sacos, llamados alvéolos, que en las personas sanas, se llenan de aire al respirar y en aquellas que adquieren esta enfermedad, están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno.

¿Cómo se produce?
Por diversos agentes infecciosos, como virus, bacterias y hongos, siendo los más comunes los siguientes:

  • Streptococcus pneumoniae: la causa más común de neumonía bacteriana en niños.
  • Haemophilus influenzaede tipo b (Hib): la segunda causa más común de neumonía bacteriana.
  • El virus sincicial respiratorio es la causa más frecuente de neumonía vírica.
  • Pneumocystis jirovecies una causa importante de neumonía en niños menores de seis meses con VIH/SIDA, responsable de al menos uno de cada cuatro fallecimientos de lactantes seropositivos al VIH en el mundo.

¿Cómo se contagia?

A través de diversas vías. Los virus y bacterias presentes comúnmente en la nariz o garganta de los niños, pueden infectar los pulmones al inhalarse.

También pueden propagarse por:

  • Vía aérea, en gotículas producidas en tosidos o estornudos.
  • Por medio de la sangre, sobre todo en el parto y en el período inmediatamente posterior.

En adultos mayores se presenta más frecuentemente en los períodos de otoño e invierno, especialmente en pacientes con factores de riesgo como tabaquismo, desnutrición, alcoholismo, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia renal e inmunodeficiencia entre otras.

¿Cuáles son sus síntomas?

Algunos de los síntomas que se describen son: fiebre, sudoración, escalofríos, tos que puede producir flema, fatiga, náuseas, vómitos o diarrea, dolor y malestar muscular, dolor en el pecho al respirar o toser, dificultad para respirar, desorientación o cambios de percepción mental (en adulto de 65 años o más).

Proteja su salud con estas prácticas de vida saludables

  • Manténgase alejado de las personas que estén enfermas. Si lo está, manténgase alejado de otras personas tanto como sea posible para evitar contagiarlas.
  • Lávese las manos.
  • Limpie y desinfecte las superficies que se tocan mucho.
  • Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable, o la parte interior del codo o la manga al toser o estornudar (higiene respiratoria).
  • Limite el contacto con el humo del cigarrillo o dejar de fumar.
  • Controle las afecciones persistentes (como asma, diabetes o enfermedades cardiacas).
  • Consulte a su médico e infórmese, es su deber.

 

E.U. Camila Roa Castillo
CCM “Arica”